De los años treinta al siglo XXI

estudio ramon esteve

Para la reforma de un amplio piso emplazado en una finca construida en el centro de Valencia en la década de 1930, Ramón Esteve optó por conservar las carpinterías originales y los techos altos para dar forma a un entorno que aprovecha al máximo la tecnología del siglo XXI y crea una atmósfera de armónica calma.

La sintonía entre cliente y arquitecto

Con el precedente de un proyecto anterior de la misma propietaria, dirigido por el estudio, el diálogo resultó enormemente fluido, tanto respecto a las prioridades estéticas como conceptuales. Esa sintonía permitió elegir con aplomo una gama equilibrada de tonos y materiales, creando así un espacio envolvente en que la cocina es un elemento clave. Tanto Ramón Esteve como la propietaria tenían claro que la marca bulthaup volvería a estar presente en la nueva vivienda, donde convivirían con fluidez las zonas de comer, estar y cocinar.

proyecto ramon esteve
arquitecto ramon esteve
proyecto ramon esteve
arquitecto ramon esteve

La serenidad intemporal de bulthaup

El mobiliario bulthaup b3 utilizado para el proyecto combina el tono neutro de los acabados metálicos de la isla –la gran protagonista en la que se concentran la zona de aguas, preparación y cocción– con los materiales pétreos utilizados en la encimera y los pavimentos. El gran frente de muebles de almacenamiento contra la pared del fondo presenta una amplia superficie lacada en tono arcilla que cobra vida propia cuando sus puertas escamoteables revelan el cálido interior de roble natural. Por otra parte, al introducirse en las correspondientes ranuras laterales, estas puertas nunca obstruyen el paso a quienes comparten la experiencia de cocinar o sencillamente disfrutar del espacio común. Junto a este frente, una estantería acristalada hecha a medida complementa el conjunto creando un acertado contraste entre solidez y transparencia.

cocina bulthaup valencia

El punto de confluencia

La isla central permite sentarse a comer en la extensión volada de la encimera, provista de cuatro taburetes. Y para encuentros más sosegados, la mesa se encuentra a pocos pasos: en el mismo espacio se cocina, se charla, se come, se comparte. bulthaup genera el punto de encuentro en este espacio de cálida serenidad.

Arquitecto: Ramón Esteve

Cocina en colaboración con bulthaup Valencia

Fotógrafo: Sara Ruiz

Compartir artículo
Encontrar distribuidor
Newsletter