Una cocina luminosa junto al parque de El Retiro

cocina bulthaup madrid o'donnell

El barrio de los Jerónimos es un remanso de paz en pleno centro de Madrid. Definido por el parque de El Retiro, la calle de Alcalá y el paseo del Prado, el barrio alberga algunos de los grandes hitos patrimoniales de la capital: el Museo del Prado, la iglesia de San Jerónimo el Real, cuyo claustro acoge actualmente parte de la colección de escultura del museo, el Casón del Buen Retiro o el Jardín Botánico. Es un barrio compuesto por edificios señoriales decimonónicos y es allí, en la calle de Antonio Maura, donde se encuentra ubicada la vivienda cuya excelente cocina ha diseñado bulthaup O'Donnell.

cocina blanca bulthaup

La cocina, formada por módulos de b1 en laca blanco alpino, se centra en una isla con zonas de cocción y aguas adosada por uno de sus extremos a la pared lateral, y provista de una zona de barra con dos taburetes altos, idónea para el desayuno o una comida rápida. Detrás, un frente mural de almacenamiento y electrodomésticos ocupa toda la pared del fondo.

Abierta, aislada: un espacio versátil

Respondiendo a los deseos de su propietario, un coleccionista de arte contemporáneo, la cocina se sitúa en una estancia interior que se abre al comedor a través de una amplia puerta de dos hojas en la que se han conservado las magníficas carpinterías existentes. Con el objeto de respetar la distribución original de la vivienda, no se diseñó una cocina al uso, integrada con el comedor, sino como una estancia que puede quedar conectada o aislada según las circunstancias, lo que la dota de una gran versatilidad.

cocinas bulthaup madrid
cocina de lujo

Cocinar con perspectivas

En este sentido, la elección del color blanco para el mobiliario, acorde con el de las paredes, resulta clave, al proporcionar al espacio una luminosidad pura y alegre que aprovecha la luz proveniente del balcón del comedor que da a la calle. La orientación de la isla, además, permite a quienes cocinan dominar totalmente el espacio contiguo y disfrutar de la compañía de familiares y amigos. Una cocina austera, en perfecta sintonía con los elegantes espacios de la vivienda original, que invita a la incursión culinaria y a la conversación sosegada.

Fotografía: Adkicker Films

Compartir artículo
Encontrar distribuidor
Newsletter