Primera mención del concurso bulthaup | La cocina como espacio vital 2019: "Reforma integral de vivienda en el Ensanche de Barcelona" del estudio de Nicola Tremacoldi

Vista del comedor, con suelo hidráulico, y parte de la cocina.

En la última edición del concurso bulthaup | La cocina como espacio vital, el jurado distinguió con una primera mención el proyecto "Reforma integral de vivienda en el Ensanche de Barcelona", presentado por el estudio de Nicola Tremacoldi -con la colaboración para la cocina del distribuidor bulthaup Sant Cugat -por su acertada transformación de varias habitaciones de un piso del Ensanche barcelonés en un único espacio vital que integra el estar y la cocina; así como por la ponderada utilización de materiales y colores que armonizan a la perfección con los suelos hidráulicos originales.

Intervención en un edificio catalogado

El proyecto de Nicola Tremacoldi se enmarca en la misma corriente de puesta en valor y adecuación del patrimonio arquitectónico que el proyecto de Sandra Soler, aunque en esta ocasión en el ámbito urbano. Se trata de la renovación de un piso que forma parte del conjunto catalogado de las Casas Armenteras y Parellada, proyectadas entre 1907 y 1909 por el arquitecto Arnau Calvet i Peyronill. Como afirma Tremacoldi, “el reto del proyecto consistía en actualizar la planta del apartamento, con el objetivo de convertir una parte de ella en un único espacio de día, respetando al mismo tiempo la calidad compositiva original”.

Detalles de la cocina bulthaup b3, en color blanco y madera

Se trataba pues de ejecutar un proyecto en el que la elección de los materiales y tonalidades, así como el tratamiento de las paredes, crearan un diálogo, no una competencia, con los elementos existentes, entre los que destacaban los originales mosaicos Nolla de los suelos.

La atemporalidad de bulthaup b3

Cocina bulthaup b3, de color blanco

Ello se pone especialmente de manifiesto en la cocina en la que se conservó el rastro físico de la pared que separaba las primitivas estancias. “La elección de una cocina bulthaup b3”, comenta Tremacoldi, “fue una consecuencia del desarrollo del proyecto”. Está compuesta de un frente mural de almacenaje integrado en la pared, otro frente bajo, que comprende las zonas de cocción y aguas, adosado a la pared medianera y una isla, con barra de roble macizo, que se abre a la zona de tránsito entre el estar y la zona privada de la vivienda. Sus volúmenes esenciales y atemporales, elegantes y livianos, permiten jugar al contraste entre lo nuevo y lo existente.

Sistema b3 de bulthaup

Los magníficos suelos de mosaico balizan los recorridos, mientras la cocina, que se abre hacia el comedor y el salón, se convierte en un remanso luminoso para reunirse y disfrutar en compañía. Un perfecto ejemplo de armonía y diálogo entre presente y pasado.

Fotógrafo: Jordi Miralles

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor