Historia

bulthaup mantiene un estrecho vínculo con su historia, cuyos orígenes se remontan a 1949. Nuestros productos se han caracterizado siempre por la fusión de artesanía y diseño. Desde el principio, esta empresa familiar independiente ha apostado por la máxima calidad, por la honestidad de los materiales y por la pasión en la elaboración de los detalles. Incluso en épocas de rápidas transformaciones, bulthaup ha conservado siempre su carácter como una compañía que parte de las exigencias y deseos de las personas y busca continuamente respuestas y soluciones.

Conozca nuestra evolución a lo largo de las décadas y descubra datos interesantes sobre la historia de la compañía

1949

En la época de la reconstrucción alemana, Martin Bulthaup funda la «Fábrica de muebles Martin Bulthaup» en la zona de Herford, el centro de la industria mobiliaria en aquel momento. Las ventas se extienden rápidamente por la región bávara, donde bulthaup no tiene todavía ningún centro de producción.

Años 50

Por ello, Martin Bulthaup decide trasladarse a la Baja Baviera. En Bodenkirchen, no muy lejos de la sede actual de la compañía, compra un aserradero y comienza a aplicar un modelo laboral innovador con los experimentados artesanos locales.

1951

Bulthaup empieza produciendo aparadores de cocina que satisfacen las máximas exigencias de acabado y calidad de materiales. Su idea es que, en muchas familias, la cocina no es solo el lugar de trabajo de la mujer, sino un espacio acogedor para la convivencia diaria. Los aparadores de cocina se dirigen a «personas con sentido del hogar».

1951

Al principio se atienden pedidos en las cercanías, que se entregan en carros tirados por caballos. La reputación de la compañía crece rápidamente y la distribución se extiende progresivamente a toda Alemania.

Años 60

El trabajo independiente del joven equipo de empleados pronto da sus frutos. bulthaup aprovecha los nichos del mercado desatendidos por otras empresas, cosechando unas ventas espectaculares que traspasan las fronteras alemanas.

1968

Estos años están marcados por las continuas ampliaciones de la fábrica, las inversiones en nuevos equipos de producción y el crecimiento de la plantilla.

1969

bulthaup presenta Stil 75: «Lo denominamos Stil 75 porque representa una solución de cocina totalmente nueva en la que se han anticipado los avances de los próximos años. En 1975 se ofertarán muchas cocinas de este tipo».

Años 70

Cada vez resulta más evidente que las antiguas instalaciones ya no bastan para satisfacer las exigencias del futuro. Los años 70 están marcados por la construcción de la sede actual de la empresa y el traspaso de la dirección ejecutiva a Gerd Bulthaup, hijo del fundador.

1972

Comienzan los planes para erigir una fábrica de cocinas de corte industrial cuyas dimensiones superen con creces los estándares habituales de las fábricas de mobiliario. En marzo se inicia la producción en la actual sede empresarial en Aich.

1974

Con el lanzamiento del programa de cocinas Concept 12 se pone la primera piedra del liderazgo en innovación de bulthaup. Con un lenguaje formal insólito para la época —un diseño funcional y práctico con un acabado estéticamente consecuente— y su inteligente concepto de montaje y planificación, el programa cosecha un gran éxito.

1976

Gerd Bulthaup, hijo del fundador, toma las riendas de la compañía junto a su hermana, Ingeborg Eckert, y continúa desarrollando el enfoque visionario de Martin Bulthaup. «Queríamos sencillamente construir las mejores cocinas y no basarnos en lo existente, sino inventar nuevas soluciones prácticas».

Años 80

En los años 80 Gerd Bulthaup convence al precursor del concepto de identidad corporativa, Otl Aicher, para que colabore con la compañía. El lema ‘form follows function’, el principio de diseño y arquitectura de la Bauhaus, resulta decisivo para el desarrollo de los nuevos productos, cuyo diseño se deriva de la función y la utilidad práctica.

1982

A partir de un estudio encargado por bulthaup, Aicher publica su libro «La cocina para cocinar». En él presenta una nueva filosofía de la cocina que apuesta por la honestidad en la función y los materiales y por la reducción a lo esencial. En primer plano se encuentran el placer, la cocina y la comunicación.

1984

Una primera respuesta a esta investigación común es el lanzamiento de system b, un sistema de cocinas basado en una reevaluación del trabajo en la cocina. La cualidad básica de system b es la ergonomía: un espacio vital en lugar de un frente de trabajo; un ambiente proyectado para facilitar al máximo las tareas.

1988

Los tiempos cambian, y con ellos también las exigencias de las personas. Con el banco de trabajo bulthaup responde a estas nuevas necesidades. Basándose en el dualismo entre fuego y agua, esta unidad funcional e independiente reúne por primera vez todas las áreas de trabajo esenciales en la cocina en un único módulo ergonómico.

Años 90

La pasión por la arquitectura, la filosofía de la Bauhaus y el diseño intemporal transforman radicalmente la imagen de la cocina en los años siguientes.

1992

bulthaup marca nuevas referencias con el lanzamiento de system 25 y su principio modular flexible. El concepto se basa en la convicción de que la funcionalidad y la cultura doméstica no representan en absoluto ideas contradictorias, sino complementarias. Así, el diseño no es un extra estético, sino un componente funcional del concepto integral.

1997

Los elementos funcionales y libremente combinables de system 20 responden a la necesidad de las personas de flexibilidad y durabilidad. Su sistema modular sin estructuras rígidas garantiza la adaptación a espacios vitales en continuo cambio más allá del ámbito de la cocina.

2000

En los años siguientes bulthaup sorprende con el lanzamiento de tres nuevos sistemas: bulthaup b3, bulthaup b2 y bulthaup b1.

2004

bulthaup b3 posibilita por primera vez la configuración activa de las paredes. El carácter ligero y flotante de la cocina se subraya mediante la claridad arquitectónica y la delgadez de los materiales. bulthaup b3 fascina como sistema espacial y de cocinas gracias a sus variantes casi ilimitadas.

2008

bulthaup b1 se caracteriza por su presencia discreta y su claro lenguaje formal: representa la esencia de la cocina. El frente mural, el bloque de módulos columna y la isla conforman el centro de un espacio en el que se encuentran las cosas más importantes de la vida: la familia y los amigos, el placer y la comunicación.

2008

bulthaup b2 crea un ambiente personal novedoso e inconfundible: elemental y claro en su forma; racional y práctico en su función. Con una combinación única de banco de trabajo, módulo taller y módulo para electrodomésticos, el «taller de cocina» se concentra en lo esencial. Solo permanece lo imprescindible.

2010

Apostar por la tradición y las raíces no significa únicamente preservar los valores, sino avanzar continuamente para responder a las exigencias del futuro.

2010

Marc O. Eckert, nieto del fundador, asume la dirección de la compañía. De esta manera, bulthaup consolida su posición como empresa familiar independiente. Porque apostar por la tradición y las raíces significa preservar lo consagrado, pero también explorar lo nuevo. En primer plano se sitúan las personas con sus exigencias y necesidades cambiantes.

2012

Así, el sistema de equipamiento interior bulthaup b3 pone fin al orden rígido de la cocina y posibilita una nueva organización intuitiva. La vida interior de los extraíbles se puede reconfigurar y ampliar en cualquier momento con total flexibilidad para adaptarse a las ideas y costumbres individuales en la cocina.

Más bulthaup

Información adicional sobre nuestra empresa

Marca

Marca

Descubra los valores con los que desarrollamos nuestros sistemas de cocinas y espacios vitales.

Material informativo

Material informativo

Solicite sin cargo los libros sobre los sistemas de cocinas y espacios vitales bulthaup y el magazín ‘bulthaup culture’.