Los colores de la calma

Cuando los propietarios de esta casa situada cerca del mar se propusieron realizar una reforma que enlazara sus dos viviendas colindantes pero independientes para formar una sola residencia, reconocieron que se encontraban frente a un auténtico desafío. El resultado, concebido por el estudio MLMR Achitecture Consultancy, es una generosa vivienda de cinco dormitorios con una amplia terraza y un gran espacio central que conecta el salón, el comedor, el office y la cocina con extraordinaria fluidez.

bulthaup Sagaseta de Pamplona, en colaboración con los arquitectos, supo articular los dos últimos ámbitos de esta cadena con una acertada combinación de elementos en blancos, grises claros y tonos de maderas naturales. En el office, los frentes de módulos columna b3 revestidos de chapado bulthaup de manzano con efecto tablero presentan una gama cromática de fuerte personalidad; les acompaña un banco corrido de roble natural con una mesa para desayuno, ambos de bulthaup, justo frente al giro hacia la cocina, reforzando la conexión entre los dos ámbitos. El roble del suelo, presente en toda la vivienda, mantiene la calidez una vez traspasado el umbral de la cocina, donde el mobiliario bulthaup b1 en lacado gris arena realza la abundante luz natural. Un frente de mueble bajo con la zona de aguas, situado bajo las ventanas de la fachada, permite que la mirada se pierda entre las copas de los árboles. En perpendicular a este frente, una amplia isla con la zona de cocción domina el espacio central.

Gris arena, casi blanco. Manzano, roble. Verde asomando por la ventana. Y en lo alto, el azul del cielo. El proyecto alcanzó el fin deseado: en la casa junto al mar reina la calma.

Fotógrafo: Pablo García Esparza.

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor