bulthaup se adentra en la cocina de Santi Taura

Dins es el nombre del más íntimo reducto del mundo creativo de Santi Taura. Al local donde el joven chef mallorquín desarrolla su cocina más osada y cuidada, se accede mediante un acto simbólico de confianza absoluta: atravesando la cocina de su Restaurante Santi Taura en Lloseta. Desde allí se desemboca en una amplia nave, antiguo taller de carpintería, que, manteniendo la tradición artesanal, Taura adaptó para poder concentrarse al máximo en sus exploraciones culinarias. El concepto consistía en desarrollar y perfeccionar sus platos para luego realizarlos a la vista de los comensales.

Como elemento central del espacio, Santi no dudó en elegir el banco de trabajo bulthaup b2: ante todo, porque constituía la herramienta idónea para su taller de creación —una isla compacta con zonas flexibles de preparación y cocción que facilitaba sus ensayos a la hora de afinar texturas, sabores y presentaciones. 

Las miradas de los comensales, sentados a escasos metros de la cocina, convergen en el taller bulthaup donde Taura y su reducido equipo ofician a modo de alquimistas. Es allí donde el chef va desgranando los catorce platos de un inédito menú degustación, proponiendo atrevidas pero sabias combinaciones de elementos de la cocina tradicional de la isla.

Pero tampoco fue ajeno a otro aspecto: la puesta en escena, fundamental para el componente emocional de la experiencia culinaria, en la que el banco b2, con su depurada estética, resultaba incontestable.

En una versión actualizada de las cocinas campesinas de antaño, la estructura modular del banco de trabajo bulthaup b2 —con la placa de cocción, el módulo de madera, las mordazas de sujeción laterales de donde cuelgan utensilios de cocina y su estructura de acero inoxidable— permite que, desde las dos mesas corridas que ocupan el resto del espacio, el comensal pueda vivir y ser copartícipe de todos los aspectos y fases de la elaboración de los platos, desde la manipulación y la cocción hasta la presentación y la degustación. En eso consiste el privilegio de entrar hasta la cocina.

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor