Nacho Porras, bulthaup partner en Marbella

Nacho Porras, nuestro partner de Marbella, nos cuenta cómo llegó hasta bulthaup y cuál es su percepción de los valores de la marca.

Nacho Porras, nuestro partner de Marbella, nos cuenta cómo llegó hasta bulthaup y cuál es su percepción de los valores de la marca.

¿Cuál fue tu trayectoria antes de llegar a bulthaup?

Estudié derecho, pero en realidad no me sentía cómodo en ese campo. Desde niño había sido muy movido; nunca estaba quieto. Necesitaba dedicarme a algo que me permitiera canalizar mis energías en lugar de tener que contenerlas. Al finalizar mis estudios, mi primer trabajo en Bang & Olufsen fue una gran experiencia en ese sentido. De hecho, seguí allí durante siete años como director comercial. Me encanta el trato con la gente y vender productos en los que tengo una confianza absoluta.

¿Cómo nace tu pasión por bulthaup? ¿Recuerdas tu primer contacto con la marca?

Aparte de haber sido un niño movido, siempre tuve cierta sensibilidad estética, y a medida que me fui haciendo mayor fue aumentando mi interés por el buen diseño. Mi primer contacto con bulthaup fue a través de la publicidad; siempre me habían fascinado sus anuncios y campañas publicitarias. Al ser una marca muy vinculada al diseño, la seguía muy de cerca. Pero de hecho, al igual que Bang & Olufsen, bulthaup vino a buscarme, no al revés. Eso ayuda a crear una relación de gran confianza desde el primer momento.

¿Por qué decidiste montar tu tienda bulthaup?

Al final de mi etapa anterior, empezaba a pensar en montar mi propio negocio, quería emprender alguna actividad que estuviera dentro del mismo segmento de mercado al que yo me dedicaba; esa era una de las premisas. La otra era que me permitiera tener una vinculación con los clientes a medida que pasara el tiempo. Y entonces apareció bulthaup: fue perfecto.

¿Cuál es tu relación con la cocina (entendida como espacio, como gastronomía, como actividad)? ¿Qué peso tiene la cocina en tu vida diaria?

Como espacio, actualmente la entendemos abierta, un lugar donde se puede comer pero también charlar, trabajar e incluso los más pequeños pueden atender sus deberes. Aunque quien más cocina es mi mujer, todos pasamos muchísimo tiempo en la cocina. Por la mañana, me preparo el café, hago mis estiramientos y luego preparo los desayunos de mis dos hijas. Es también ahí donde comemos y cenamos; un auténtico centro de operaciones familiar.

¿Cómo encajan los valores de la marca bulthaup en Marbella?

Ciertamente no encajan en todos los clientes, trabajamos con 25 nacionalidades diferentes; pero dentro de todo este grupo sí es cierto que existen unos cuantos que comparten los mismos valores y lo más importante es que cada año son más.

¿Cuál es el factor decisivo de compra de una cocina bulthaup para tus clientes? Nuestros clientes compran bulthaup por su calidad, atemporalidad, diseño y proyecto, en ese orden.

bulthaup showrrom en Marbella

 

¿Tienes bulthaup en tu casa? ¿Qué producto has elegido y por qué?

Bulthaup b3 laminado, blanco. No falla. Mis hijas todavía son pequeñas y es un material muy resistente. Además, el laminado de bulthaup a cierta distancia no se diferencia de una laca.

¿Quién es tu cliente tipo, si es que existe uno?

La mayoría son empresarios; ahora tenemos muchos dedicados a empresas tecnológicas. Son rachas que van cambiando, no hay un tipo único. Lo que sí tienen en común es que son tremendamente exigentes.

¿Cuál es el proyecto tipo? ¿Domina la obra nueva?

El proyecto tipo suelen ser villas o apartamentos. Respecto a la obra nueva o las reformas, está muy equilibrado; estaríamos en un 50%.

El proceso de venta e instalación de una cocina bulthaup requiere una gran cercanía y sintonía con el cliente ¿Esta relación se ha convertido en algún caso en el principio de una gran amistad?

Hay clientes más extrovertidos y otros más introvertidos. Más que amistad sería una afinidad con algunos clientes, personas con ideas y valores cercanos a los nuestros. Y lo que sí se genera es una relación entre los clientes en los eventos de cocina en vivo que compartimos periódicamente en la tienda; se juntan clientes nuevos con otros anteriores, fieles a bulthaup, y todo ello contribuye a reforzar la marca.

 

bulthaup showroom en Marbella

¿Cuál es la dinámica del equipo dentro de tu tienda?

Es un equipo muy autónomo, donde cada uno conoce a la perfección su trabajo. El dinamismo del equipo se puede ver aumentado en función de la visita de nuestros clientes. La mayoría viajan desde otro lugar y solo se quedan un par de días; eso hace que tengamos que ser muy eficientes con los tiempos.

¿Cómo percibes la dinámica de la red de bulthaup partners?

Dentro de la red de distribuidores hay una relación muy estrecha; con los años ha ido surgiendo una comunidad de apoyo y respeto mutuo. Formamos una red muy leal, y, como tampoco somos tantos –23 en total– somos como una gran familia.

¿Cuál es el modelo bulthaup más vendido en tu tienda?

El sistema b3. Los materiales varían según la tendencia: actualmente lo que más vendemos son las lacas mate y los aluminios, independientemente del tamaño de la cocina.

Por cierto, ¿de dónde viene el nombre de tu tienda, Panakuka?

Panakuka era el nombre de mi perro, un cocker americano maravilloso. Él ya no existe, pero nos gusta que su nombre siga ahí.

¿Hay un proyecto de cocina del que te sientas especialmente orgulloso?

Hay varios, pero me siento especialmente orgulloso de aquellos proyectos donde el cliente repite la compra con nosotros, en su segunda casa o nueva residencia. Si el cliente repite compra, se ha hecho algo que supera el trabajo bien hecho. Hemos conseguido transmitir algo más que vender una cocina.

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor