bulthaup Desenhabitado, la nueva tienda de bulthaup en Lisboa

El nombre Desenhabitado, que escogieron Fernanda y Pedro Mendonça, sintetiza a la perfección el concepto que desde el principio quisieron imprimirle a su empresa, fundada en 2005: ofrecer unas cocinas excelentes, de funcionalidad comprobada, que aportasen simultáneamente una elevada y perdurable calidad estética, capaz de integrarse en un ambiente doméstico pensado y ejecutado con criterio.

La pasión por la gastronomía como motor del proyecto

Para Fernanda Mendonça, arquitecta de profesión, la primera persona en trabajar con bulthaup en Portugal, la fundación de la empresa fue como una especialización en un área que siempre le atrajo y a la que empezó a dedicarse a tiempo completo. 

Por su parte, para Pedro, ingeniero industrial, implicó abandonar una carrera internacional para trasladar el rigor con el que estaba familiarizado a una actividad más flexible que le permitía introducir en su vida profesional una indispensable dosis de creatividad.

Sin embargo, el aglutinante de este negocio fue la pasión que ambos sienten por la gastronomía y los viajes, lo que les lleva con frecuencia a los rincones más lejanos del mundo y funciona como un inestimable estímulo creativo en el día a día de la empresa.

La operación, que comenzó en Estoril, cerca de Lisboa, donde Desenhabitado tuvo durante siete años su taller de diseño y espacio de exposición, creció rápidamente. «El éxito se basó en diversos factores, entre los que se incluyen la calidad de la oferta, el servicio al cliente (una de las características principales de la casa), pero también en la gran aportación de socios colaboradores como estudios de arquitectura e interioristas».

La importancia de la colaboración con arquitectos e interioristas

«En un país en que la arquitectura es una de las mayores fuentes de creatividad, esta relación, que buscamos siempre potenciar, ha resultado ser de la máxima importancia», dice Pedro Mendonça.

«No menos importante», añade Fernanda, «fue también el cambio en la percepción de la cocina como parte de la casa que, en las últimas décadas, pasó de estar recluida en un segundo plano, por sus connotaciones de trabajo y necesidad, a conquistar un lugar central en el hogar, como sinónimo de convivencia y disfrute. La alimentación, y todo lo que ella implica, ha alcanzado en nuestro tiempo una nueva dimensión. Si la conversión de los chefs en estrellas mediáticas ha desempeñado un papel importante en esta transformación, la verdad es que nuestros proyectos y nuestras cocinas han dejado de tener un papel meramente instrumental para contribuir a esta nueva realidad. Como mujer y arquitecta de un país del sur de Europa, en el que la cocina siempre ha ocupado un lugar especial en nuestras vidas, poder participar de forma activa en esta transformación es una experiencia realmente enriquecedora».

La evolución de Desenhabitado, en la que bulthaup ha desempeñado un papel fundamental, llevó a la pareja a plantearse un nuevo objetivo: la apertura, en 2009, de un espacio exclusivamente dedicado a bulthaup, con la ubicación y la dignidad que, a su entender, merecía la marca. Así fue como, en plena crisis económica mundial, en un acto que puede ser considerado valiente, pero al mismo tiempo revelador de un gran conocimiento del mercado y del potencial del producto, bulthaup ganó un showroom de 240 m2 en el Chiado, una de las zonas más nobles de la ciudad de Lisboa y, por si fuera poco, en un edificio decimonónico con una magnífica vista sobre la ciudad con el Tajo al fondo.

Este showroom único, en el que se podía contemplar y experimentar una apreciable cantidad de modelos de cocina, servía también como espacio dinámico para la realización de distintos eventos, como exposiciones de arte, presentaciones y sesiones de showcooking. Gracias al constante trabajo desarrollado, todo ello contribuyó a reforzar la visibilidad y el posicionamiento de bulthaup.

Nuevos retos y desafíos

Aunque también el éxito plantea nuevos desafíos. El espacio, inicialmente generoso, comenzó a revelarse exiguo para responder al creciente número de proyectos. «Para mantener el nivel del servicio y potenciar el mercado que bulthaup estaba llamada a alcanzar había que aumentar el equipo y el espacio de exposición. Este paso implicaba instalarnos en un local mucho más grande», explica Pedro Mendonça. 

El lugar elegido para la nueva tienda bulthaup en Lisboa fue las Amoreiras, una zona moderna y despejada, de excelentes accesos, conocida por sus edificios de oficinas y modernos hoteles. Este nuevo emplazamiento, inaugurado en 2017, permite hoy, con sus 450 m2, el despliegue de una amplia gama de espacios vitales.

El showroom se reparte entre dos plantas y sus sub-niveles, donde se puede descubrir la diversidad de sistemas y la riqueza de materiales de bulthaup. «Aquí podemos dar continuidad a nuestro trabajo sin limitaciones», afirma Pedro.

Pero la historia no termina aquí, pues una vez más las circunstancias, como el traslado del showroom, la efervescencia que vive la ciudad y el interés de ambos por la gastronomía, se han concitado en la concepción de un nuevo proyecto, en el que bulthaup vuelve a tener un papel protagonista. Recuerda Pedro que, la primera vez que vieron el espacio del Chiado, él y Fernanda pensaron casi al unísono que era «el lugar ideal para un restaurante de ensueño». Y ahora, tras el cambio de ubicación del showroom, aquel proyecto de restaurante se está haciendo realidad en colaboración con el chef Vincent Farges. Te iremos informando de su próxima apertura.

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor