Octubre en La Ricarda

La llegada del octubre en bulthaup significa la celebración de nuestro evento anual en La Ricarda

Llegó octubre y con él, de nuevo, la esperada visita a la Casa Gomis, La Ricarda, joya de la arquitectura moderna de Antonio Bonet Castellana, escondida entre los pinares que festonean las playas del Prat. Una mañana gloriosa de este tibio otoño dio mayor relumbre a una visita ya de por sí apasionante.

Marita Gomis y el arquitecto Arturo Frediani fueron los encargado de mostrarnos los secretos arquitectónicos de La Ricarda
La visita en la Ricarda nos sumergió en la magia de esta vivienda única.
La Ricarda es una joya de la arquitectura moderna de Antonio Bonet Castellana.
Aunque visitemos La Ricarda cada año, no hay ocasión que no nos sorprenda.
Marita Gomis y el arquitecto Arturo Frediani fueron los encargado de mostrarnos los secretos arquitectónicos de La Ricarda
La visita en la Ricarda nos sumergió en la magia de esta vivienda única.
La Ricarda es una joya de la arquitectura moderna de Antonio Bonet Castellana.
Aunque visitemos La Ricarda cada año, no hay ocasión que no nos sorprenda.

Recorrido por La Ricarda

El recorrido de la casa, a cargo de Marita Gomis —una de las hija del matrimonio Gomis Bertrand, que realizó en 1949 el encargo a Bonet— y del arquitecto Arturo Frediani, permitió sumergirse de nuevo en la magia de esta vivienda única.

El chef Jordi Vilà cocinó para todos los asistentes una paella de setas de temporada y salchichas.
En el evento bulthaup en La Ricarda hubo un gran desfile de aperitivos.
Todos los aperitivos corrieron a cargo una vez más del chef Jordi Vilà.
Las tablas de quesos dominaban las mesas antes del gran banquete.
Los postres también fueron obra del chef Jordi Vilà.

Luego llegó la hora de los aperitivos a cargo una vez más del chef Jordi Vilà. A continuación Vilà sirvió una memorable secuencia de platos entre los que destacaba la paella de setas de temporada y salchichas.

En el evento se repartieron sombreros de paja entre los invitados para protegerse del deslumbre de un sol.
Conversación relajada y reencuentros en el jardín de La Ricarda.
El evento bulthaup en La Ricarda fue una jornada perfecta bajo el primer sol de otoño.
Es el tercer año consecutivo que contamos con el chef Jordi Vilà para nuestro evento anual en La Ricarda.
En el evento se repartieron sombreros de paja entre los invitados para protegerse del deslumbre de un sol.
Conversación relajada y reencuentros en el jardín de La Ricarda.
El evento bulthaup en La Ricarda fue una jornada perfecta bajo el primer sol de otoño.
Es el tercer año consecutivo que contamos con el chef Jordi Vilà para nuestro evento anual en La Ricarda.

Se repartieron sombreros de paja entre los invitados para aliviar el deslumbre de un sol que picaba fuerte a pesar de lo avanzado de la estación. Conversación relajada y reencuentros en el jardín, enmarcado por la sugerente silueta de la casa y sus atrevidas bóvedas de hormigón. 

Clientes bulthaup, arquitectos y distribuidores nos acompañaron de nuevo a una jornada perfecta en La Ricarda.

Una reunión que alentaba los placeres estéticos y sensoriales de la vida. Una jornada perfecta.

Fotógrafo: Jorge de Jorge Jordán

Compartir artículo
Newsletter
Encontrar distribuidor